Clínica ALCLA incorpora a sus servicios de rehabilitación la evaluación neuropsicológica y la rehabilitación cognitiva. La evaluación neuropsicológica es un procedimiento diseñado específicamente para explorar integralmente el funcionamiento cognitivo de un individuo. Diversos tests estandarizados se utilizan con el fin de conocer en detalle el funcionamiento de las siguientes áreas: memoria y lenguaje, orientación, atención y velocidad de procesamiento de la información, habilidades visuoespaciales, cálculo, y procesos regulatorios del comportamiento: funciones ejecutivas, habilidades metacognitivas y habilidades de regulación emocional y cognición social. Estas evaluaciones son de gran valor para el paciente y su familia ya que les permiten entender los efectos de los desordenes cerebrales, contribuyen a identificar temas relacionados con la vuelta al trabajo y la independencia en las actividades de la vida diaria y ayudan a identificar tratamientos para maximizar su rendimiento.

Además, estas evaluaciones pueden usarse para determinar el grado de severidad con que los desórdenes afectivos afectan el funcionamiento cerebral, monitorear el curso de la progresión de la enfermedad, documentar el grado de recuperación de una determinada enfermedad neurológica, y evaluar los efectos de una intervención quirúrgica sobre el funcionamiento cerebral.

La Rehabilitación cognitiva es un set estructurado de actividades terapéuticas especialmente diseñadas para re-entrenar las habilidades de un individuo para pensar, utilizar su juicio y tomar decisiones. El foco está puesto en mejorar los déficit en funciones cognitivas tales como la memoria, atención, percepción, aprendizaje, planificación y juicio. El término rehabilitación cognitiva se aplica a una gran variedad de estrategias y técnicas de intervención que apuntan a ayudar a los pacientes a reducir, manejar y afrontar de una manera más eficiente los déficit cognitivos que pueden aparecer luego de una injuria cerebral. El fin último de la rehabilitación cognitiva es mejorar la calidad de vida del paciente o su habilidad para funcionar tanto en el hogar como en su comunidad